There´s no recipe for us, so we´ll have to improvise

miércoles, 30 de marzo de 2011

Sachertorte.( Tarta Sacher)

Cuando cocino o pienso en hacer una receta, siempre pienso en la persona que la va a disfrutar.
Aunque en principio la Tarta Sacher es muy conocida y simple, para mi esta vez ha sido muy especial cocinarla, porque está hecha para la celebración de cumpleaños de la persona más importante de mi vida. Mi padre. No creo que haya más que decir.





Ingredientes (para un molde de 23cm)

100g de harina blanca.
150g de chocolate fondant.
90g de mantequilla sin sal.
100g de azúcar glass.
5 huevos grandes.
100g de mermelada de albaricoque.

-Para la glasa:
1c/s mantequilla.
120g de chocolate fondant.
0.8 dl de café frío.
300g de azúcar glass.
1 cuch de esencia de vainilla.


Preparación:

Poner a calentar el horno a 170º.
Poner a fundir el chocolate al baño maría, reservar y dejar enfríar. Separar las yemas y las claras de los huevos, reservar.
En un bol amplio, montar la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa y blanquecina. Una vez obtenida la crema ir añadiendo las yemas una a una mezclando bien la yema en la masa antes de añadir la siguiente yema, una vez estén las yemas bien batidas añadimos el chocolate y mezclamos bien.
Agregamos la harina y mezclamos hasta su completa incorporación pero sin batir ya demasiado.
Por otro lado, montamos las claras a punto de nieve e incorporamos al compuesto principal, mezclandolo suavemente con movimientos envolventes, para evitar que se baje el merengue.
Echar al molde y hornear a 170º durante 60 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.
Una vez frío el bizcocho, cortar por la mitad rellenar de la mermelada de albaricoque.

Para prerar la glasa:

Fundir la cucharada de mantequilla con el chocolate, una vez fundido añadir el café, el azúcar y la esencia de vainilla. Mezclar con ayuda de unas varillas hasta su completa incorporación.

Colocar la tarta sobre una rejilla y echar por encima la glasa moviendo la rejilla para que se distribuya por toda la superficie de la tarta, ayudarse de una espátula para dejarla bien uniforme.

Disfrutar.