There´s no recipe for us, so we´ll have to improvise

martes, 18 de octubre de 2011

De como una funda para un Kindle, se convirtió en una cena para dos.(Ensalada de ventresca estilo japonés. Vesubio al pesto)

Fue mi cumpleaños y me regalaron el mejor regalo después del coche y el portátil. Un maravilloso Kindle. Para una ávida lectora como yo que suelo leer dos o tres libros a la vez resultaba de lo más práctico, además de muy ligero, que los libros que me suelo leer yo suelen ser de los que calzan una mesa. Me encantó el regalo, cómo no! Pero me hacía falta una funda. Y pensé; "Pues nada como mis amigas no saben que regalarme les pido la funda y a la marcha". Y eso hice, pero la funda que me regalaron resultó pequeña para el Kindle, así que decidí cambiarla por otra que me acoplara más. No hubo manera de encontrar una que acoplara a lo que yo necesitaba, que era una funda que no hiciera falta quitar para leer tranquilamente. Así que cambié la funda con una tarjeta regalo. Y, de las mil y una opciones de uso que podía haber tenido esta tarjeta, resultó ser la más fácil, gástarmela en el supermercado para hacer una cena especial para dos. (Y, Maritxe, esta no llevaba nada, nada, nada de brie :-) ).

ENSALADA DE VENTRESCA AL ESTILO JAPONÉS.

Este tipo de ensalada la probé en un restaurante japonés al que me gusta mucho ir, no se me hubiera ocurrido aliñar la ensalada con soja, me parecía raro. Pero me encantó. Ahora eso sí, no escatimeis en la latita de ventresca, puesto que contra más calidad tenga esta, más se acentuarán los sabores.


Ingredientes:

-Mezla de lechugas gourmet.
-6 ó 7 tomatitos cherry kumato.
-Un pepino.
-Una latita de ventresca en aceite de oliva.
-Dos cucharadas soperas de salsa de soja.
-Aceite de oliva virge.

Preparación.

Pelar y cortar el pepino en cuadritos pequeños, cortar también los tomatitos.
En una fuente colocar las lechugas, los cuadraditos de pepino, y los tomatitos, reservar.

En un bol pequeño echar las dos cucharadas de salsa de soja y un chorrito de aceite. Batir hasta emulsionar.

Colocar los lomos de ventresca, sobre la ensalada, intentando que salgan enteros. Aliñar y servir.




VESUBIO AL PESTO.

Me gusta la pasta. ¿Os acordais del anuncio? Pues yo igual, me gusta la pasta en todas las formas y con todas las mezclas. Pero siento predilección por la salsa pesto. No sé si será por el hecho de que me encanta hacerlo en casa o por el aroma que se desprende en cada bocado, pero para mí es un festín. Para este pesto elegí unos Vesubios, no tengo ni la más remota idea de porque los han llamado así, supongo que serán por su forma cónica, según decía el paquete estaban hechos a mano uno a uno. Alucinante.



Ingredientes:

- 300g de Vesubios.
-Un diente de ajo.
-Una cucharada sopera de piñones.
-Unas 9-10 hojas de albahaca.
-Una cuña de parmesano.
-Aceite de oliva.

Preparación,

Poner a cocer en abundante agua con sal los Vesubios según las intrucciones del fabricante.

En un mortero, echar el diente de ajo y machacar bien, después añadirle los piñones y machacar bien hasta que se haga una pasta. Añadir el parmesano, siendo generoso en este sentido, y volver a machacar. Cuando todo sea una pasta blanquecina le añadimos las hojas de albahaca y las machacamos también. Vamos añadiendo el aceite poco a poco removiendo bien para favorecer que se vaya desapelmazando la salsa, ir añadiendo aceite hasta conseguir la consistencia deseada.

Escurrir bien la pasta, servir en las raciones y mezclar la salsa.
Añadir unas lascas de parmesano por encima y servir.


Espero que lo disfruteis!