There´s no recipe for us, so we´ll have to improvise

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Mi cena de Nochebuena I: Rollo de salmón.

Con esta primera receta os empiezo a dar el tostón de las recetas que hice para cenar en Nochevieja... Espero que no os canse demasiado.




Este rollo de salmón fue totalmente improvisado, iba pensando todos los días en hacer un entrante con salmón ahumado que no fueran las bolitas ni el salmón con endivias ni nada de eso. Pensando, pensando me acordé de la tarta de salmón tan vistosa que venden en Cortilandia. La verdad es que jamás la he probado pero, claro la mezcla no deía de estar mala. La verdad que me gustó el resultado. Un entrante muy bueno y algo contundente que sin duda en el apartado de sobras es lo que mejor se mantiene.

El bizcocho genovés lo hice yo misma, pero aquí no pondré la receta, puesto que como prepararé otro próximamente, quiero hacer un paso a paso mono.
El salmón es ahumado también en casa, no tiene ningún misterio si compras el mezclum de ahumar salmón de Mercadona y sigues los pasos al pie de la letra, es facilísimo.




ROLLO DE SALMÓN:










INGREDIENTES:

-Un bizcocho genovés (próximamente, promess).
-600g de salmón ahumado.
-Un aguacate.
-9-10 palitos de surimi.
-250g de gambitas.
-3 huevos cocidos.
-Dos cogollos de lechuga más uno para adornar.
-Mayonesa.

Preparación:

En un bol vamos picando el surimi, los huevos, las gambitas previamente cocidas, los cogollos de lechuga bien pequeñito todo, no estoy segura, pero creo que si lo picas todo al mínimo, después para enrollar, es infinitamente más fácil.

Añadimos mayonesa y mezclamos bien (esto es a gustos, o bien mucha, o bien poca, o la suficiente para amalgamar).


Una vez el bizcocho esté bien frío, lo extendemos otra vez, y ponemos la mezcla extendida por todo el bizcocho.

Vamos enrollando como tanto cuidado como si fuera un bebé, hasta conseguir el rollo, presionamos un poco mientras lo vamos enrollando. una vez enrollado le cortamos los dos bordes para que quede más rectito.

Colocamos en el plato que vayamos a presentar, más que nada porque así es más fácil que moverlo todo una vez montado. (Better safe than sorry).

Untamos todo el bizcocho de mayonesa y vamos disponiendo el salmón en capas de modo que quede bien cubierto.

Picamos finamente el cogollo que habíamos dejado ahí medio olvidado, y lo ponemos a ambos lados. La decoración es a placer, con un huevo (si queremos ser bien viejunos, que sea hilado, por favor) pepinillos, eneldo, en fin, al gusto.

Espero que lo disfruteis!



-